En el 2014 fue aprobada la nueva Ley del Impuesto sobre Sociedades, que elimina algunas exenciones fiscales para las sociedades y establece un tipo general único para todas ellas. Estas modificaciones mantienen el espíritu de la Ley de Emprendedores, que busca potenciar el crecimiento de las pequeñas y grandes empresas, por lo que nos interesa conocerla para entender cómo afecta al pago de impuestos de pymes y autónomos.

Ley de Emprendedores: últimas modificaciones en el pago de impuestos para pymes y autónomos

El impuesto de sociedades

Se trata de un impuesto personal y directo, equivalente al IRPF para las personas físicas, que grava la actividad de las sociedades.

  • Afecta a las empresas, a las sociedades civiles, a las limitadas y a las unipersonales, por lo que las pymes y los autónomos que hayan creado una sociedad deben tenerlo presente.
  • El impuesto de sociedades establece un tipo único para todas las entidades, pero establece diferentes bases imponibles y cuantías, dependiendo del resultado contable que presenten ese año.

Tipos de gravamen para sociedades:

  • General: la nueva ley estableció un gravamen único del 30% en 2014, que se redujo a 28% en 2015 y se situará en 25% para el 2016.
  • Pymes: gozan de un tipo reducido al 25%, aplicable a los primeros 300.000 euros de base imponible a las sociedades que hayan declarado menos de 10 millones de euros en el ejercicio anterior.
  • Microempresas: también se benefician de un tipo reducido al 25% que se aplica para aquellas empresas que hayan superado los 300.000 euros pero que tengan una plantilla media anual inferior a 25 empleados, una facturación anual inferior a 5 millones de euros y que mantengan o aumenten su plantilla de trabajadores.
  • Cooperativas: cuentan con un tipo reducido al 20%, aplicable a todas las que estén fiscalmente constituidas, a excepción de los resultados extracooperativos.
  • Emprendedores: pueden beneficiarse de un tipo de gravamen reducido durante dos años todas las sociedades constituidas a partir del 1 de enero de 2013, aplicable en el primer periodo en que la base imponible resulte positiva. Se aplicará un tipo reducido del 15% cuando la base imponible sea menor a 300.000 euros y 20% cuando sea mayor.

Tipos de reserva

Además de los tipos reducidos, el nuevo impuesto de sociedades incorpora la creación de dos tipos de reserva que pueden disminuir los impuestos a pagar:

  • La reserva de capitalización, que es el equivalente a la antigua deducción por reinversión, a través de cual todas las empresas podrán reducir 10% de su base imponible para el incremento de sus fondos propios.
  • Y la reserva de nivelación, destinada exclusivamente a pymes. A ella pueden destinarse los beneficios no repartidos en sus recursos propios para no tributar durante los siguientes 5 años. Funciona por lo tanto como un fondo para compensar las posibles pérdidas de la empresa en ese periodo.

Gracias a los tipos reducidos y las reservas, bajo esta nueva ley las pymes podrán reducir su porcentaje de pagos del 30% al 20%.

Modelos de Hacienda

Quienes declaren el impuesto de sociedades deberán presentar los siguientes modelos de Hacienda:

  • Modelo 200: es la declaración anual que las sociedades deben presentar en el mes de julio, incluso cuando no hayan desarrollado actividades económicas, u obtenido rentas sujetas al impuesto.
  • Modelo 202: para presentar los pagos fraccionados del impuesto de sociedades. Debe presentarse en los meses de octubre, diciembre y abril, cuando se tenga un resultado positivo en la declaración del modelo 200. Estos pagos serán un anticipo del importe a pagar en la próxima declaración anual.
  • Modelo 220: es el formulario del impuesto aplicable a los grupos de sociedades.

Si quieres leer más novedades acerca de ésta y otras reformas fiscales que se van introduciendo, visita esta entrada de nuestro blog.

Hacienda ha cambiado los modelos 303 y 130, que son los modelos oficiales de liquidación del IVA e IRPF, en los que se añade algunos campos así como la estructura de dichos modelos. A partir del 20 de abril del 2015, todas las liquidaciones deben presentarse con este formato.

Novedades del Programa de Facturación. Modelo 303 para presentar el IVA

En Sage One ya hemos incorporado estas novedades en la presentación de los Modelos Oficiales 303 y 130 para que puedas realizar la presentación de IVA e IRPF correctamente desde nuestro programa de facturación online, de forma automática para este primer trimestre de 2015 y antes del 20 de abril, fecha límite según la Agencia Tributaria.

Además también hemos incorporado una novedad para facilitar la exportación del libro diario a Sage ContaPlus y Sage Despachos.

Actualización del Modelo 303

¿A quién afecta?

A los sujetos pasivos que deban presentar modelo 303 del 2015 y siguientes.

¿Cómo afecta?

Al diseño de registro correspondiente al modelo 303 para las liquidaciones del ejercicio 2015 y siguientes.

¿Cuándo afecta?

A las liquidaciones que deban presentarse correspondientes al ejercicio 2015, por tanto, la primera liquidación afectada es la correspondiente a la del primer trimestre de 2015 a presentar durante el mes de abril de 2015.

Actualización del Modelo 130

¿A quién afecta?

A todos los contribuyentes con actividades económicas en estimación directa, en su modalidades normal o simplificada y realicen el pago fraccionado mediante el modelo 130

¿Cómo afecta?

Al diseño de registro correspondiente al modelo 130 para las liquidaciones del ejercicio 2015 y siguientes.

¿Cuándo afecta?

Con efectos en la declaración de 2015.

Novedad en exportación del libro diario a Sage ContaPlus y Sage Despachos

Con el fin de facilitar la labor de exportación del libro diario tanto a Sage  ContaPlus como a Sage Despachos, desde ahora, aunque Sage One trabaja a 8 dígitos la exportación a Sage ContaPlus o Sage Despachos permite ahora generar el fichero a nivel contable entre 7 y 12 dígitos.

Si la elección de dígitos es mayor a 8, se añaden ceros, sin embargo si se trata de 7 dígitos se elimina la cuarta posición. Al elegir la opción de 7 dígitos, la subcuenta 47510000 se ve afectada por el cambio pasando a ser la 4750000.


ipad-sageone

Con Sage One presenta tus impuestos a 
Hacienda de forma sencilla y online.
Saber más.

La RAE lo explica a la perfección, un gasto deducible es aquel que te permite restar una pequeña cantidad de lo que a final de cuentas tendrás que pagar a Hacienda.

La Agencia Tributaria, por su parte, nos explica que para que un gasto sea deducible debe ser “afecto a la actividad econónomica”, es decir, tiene que estar realmente vinculado a ella.

Además, para un autónomo es imprescindible:

  • Poder justificar cualquier gasto deducible mediante factura.
  • Que cualquier gasto deducible esté reflejado en sus libros de cuentas, concretamente en el de Gastos e Inversiones.

La pregunta clave es: ¿qué gastos son deducibles del Modelo 130?

  • Consumos de explotación. Aquí se incluyen los combustibles, material de oficina, materias primas y auxiliares…
  • Sueldos y salarios. También pagas extraordinarias, retribuciones en especia y premios.
  • Seguridad Social. Incluye aquí tanto las cotizaciones de terceros, como las tuyas propias.
  • Otros gastos de personal. En esta partida entran los pagos derivados de formación, indemnizaciones por rescisión de contrato, contribuciones al plan de pensiones, seguros y obsequios.
  • Arrendamientos. En este apartado puedes desgravar las mensualidades de alquiler de local, de un coche de leasing o renting y los cánones. Pero no te aceptarán los derivados de activos no amortizables, es decir, los de vida útil indeterminada como, por ejemplo, un solar.
  • Reparaciones y conservación. Se consideran deducibles en el modelo 130 los gastos de derivados de operaciones de mantenimiento y reposición de tus bienes materiales. Pero no si suponen una ampliación o mejora.
  • Servicios de profesionales independientes. Abogados, auditores, notarios y no olvides las comisiones de comerciales.
  • Tributos fiscalmente deducibles. No todos los impuestos que pagas te permiten descontar algo en la declaración, pero sí algunos como el IBI, el IAE o la tasa de basuras.
  • IVA. Sólo te lo podrás desgravar si tu actividad profesional te exime de presentar declaraciones trimestrales.
  • Gastos financieros. Aquí la AEAT hace referencia a los intereses de préstamos y créditos que hayas pedido para poner en marcha o mantener tu negocio.
  • Amortizaciones. Se definen como el importe que puedes desgravar por el deterioro o la depreciación de los bienes que adquieres para desempeñar tu actividad profesional. Se calculan en base a unas tablas.
  •  Gastos de difícil justificación. En estimación directa simplificada se desgrava un 5% de la diferencia entre ingresos y gastos.
  • Otros gastos deducibles. En este ‘cajón de sastre’ podemos encontrar desde adquisición de libros, suscripciones a revistas profesionales y gastos de asistencia a eventos; hasta cuotas de asociaciones empresariales y primas de seguros de enfermedad satisfechas por el autónomo para él, su cónyuge o hijos menores de 25 que convivan en el domicilio familiar, con un máximo de 500 euros por persona.

Con el programa de facturación Sage One podrás generar el modelo 130 de hacienda de manera sencillaDescubre como Sage One es el programa de facturación que hacerte la vida un poco más fácil. Te invitamos a probarlo de manera gratuita.

ipad-sageone

Con Sage One presenta tus impuestos a 
Hacienda de forma sencilla y online.
Saber más.

Si eres autónomo, ya sabes que es obligatorio presentar el Modelo 303 cada tres meses. Se trata de la declaración del IVA trimestral, y el límite de presentación ante la Agencia Tributaria es el día 20 de los meses de Abril, Julio y Octubre –o el primer día hábil posterior a esa fecha–. Además también en el mes de Enero, pero  en este mes el límite para la presentación del último trimestre del año anterior es el día 30.

modelo 303 del iva trimestral

Plazo de pago del IVA con el Modelo 303

Como muchos autónomos saben por propia experiencia, olvidarse de presentar el Modelo 303 dentro del plazo marcado por la AEAT conlleva una multa que puede ser muy dolorosa para tus cuentas. En caso de que la declaración salga a pagar, la fecha límite coincide con el vencimiento del pago, y se hace únicamente por domiciliación bancaria.

Presentación del Modelo 303

Desde 2014, el Modelo 303 no se puede rellenar a mano, sino en un pdf online que se puede obtener en la web de la AEAT.

Existe la opción de imprimirlo para presentarlo personalmente (formulario pre-declaración), aunque lo más cómodo es tener el certificado de firma digital y presentarlo en línea en la propia web. De hecho, las S.A. y S.L., entre otros contribuyentes, están obligadas a presentar todas sus declaraciones mediante firma digital.

Para qué sirve el Modelo 303

El objetivo fundamental de esta declaración es informar a la AEAT de dos cifras:

  • IVA devengado. Las cantidades ingresadas en concepto de IVA durante el trimestre anterior. Son las que se incluyen en las facturas emitidas, dinero que has facturado, y se deben incluir todas las que entren en el trimestre que vas a declarar. Es importante no dejar ni una factura olvidada para el siguiente trimestre, porque puede suponer una sanción.
  • IVA deducible. Las cantidades deducibles (restarán) por el IVA soportado en gastos relacionados con tu actividad.

Es el IVA que incluyen las facturas que ha pagado tu sociedad o tú mismo en conceptos que son necesarios para su funcionamiento. Es decir, no puedes incluir aquí tus gastos particulares.

Cómo se rellena el Modelo 303 en 4 pasos

1. Para calcular la cifra total, hay que ir indicando una a una las cantidades dentro de los campos incluidos en el formulario.

  • Tanto en el IVA devengado como en el deducible.
  • Siempre son las mismas tres cifras:
  • Base imponible.
  • Tipo aplicable: 4%, 10% o 21%.
  • Cuota resultante.

2. Al final de cada campo, hay que hacer las sumas correspondientes para calcular los totales.
3. A continuación, se resta el IVA deducible del IVA devengado. Si hemos ingresado más de lo que hemos gastado en este concepto, el resultado será positivo, pero aún no has terminado.

4. Estas son las opciones que tienes después de obtener la cifra final:

Si el resultado es negativo:

  • Con solicitud de devolución: sólo si estás inscrito en el registro de devolución mensual.
  • A compensar: si no solicitas devolución, esa cantidad se restará de la que tengas que pagar en el futuro, hasta que el saldo quede a cero.

Si el resultado es positivo:

  • A ingresar: debes indicar el número de cuenta para domiciliar el pago.
  • Compensación: si tienes saldo a tu favor de trimestres anteriores por haber tenido resultado negativo, puedes restarlo de la cantidad a pagar.

Resultado cero: no tienes que pagar no solicitar devolución o compensación.

Sin actividad: si no has devengado ni soportado IVA en el periodo declarado.

Rellenar el Modelo 303 es fácil, se trata de un formulario intuitivo en el que debes indicar cifras objetivas que aparecen en las facturas emitidas y soportadas. Pero deberás dedicarle tiempo suficiente para hacer bien las sumas y presentar la declaración dentro del plazo fijado por la AEAT.

Con el programa de facturación Sage One podrás generar el modelo 303 de hacienda de manera sencilla.


Presenta tus impuestos a tiempo Con Sage One

Con Sage One presenta tus impuestos a 
Hacienda de forma sencilla y online.
Saber más.

Cómo rellenar el modelo 303 del iva trimestral

Salvo que el tipo de actividad profesional que desempeñas esté exenta de declaraciones trimestrales, si eres autónomo y tributas por estimación directa estás obligado a presentar el modelo de autoliquidación del pago fraccionado de IRPF. Esto es, el modelo 130.

rellenar modelo 130 en tres pasos

Aunque en los tres meses anteriores no hayas presentado ninguna factura, debes cumplimentar el Modelo 130 de igual modo. Te interesa, ya que el no haber cobrado no significa que no hayas pagado (la cuota de autónomos a la Seguridad Social sin ir más lejos) y hay gastos que son deducibles.

Puede que al principio todo esto te suene chino, pero tranquilo es sencillo.

Tanto, que el Modelo 130 se puede rellenar en tres pasos. Vamos a verlos:

1. Declarante. Son los dos primeros apartados del Modelo 130.

En ellos, tienes que poner tu nombre completo, NIF y el ejercicio (año) y período (trimestre: 1T, 2T, 3T o 4T) que estás declarando en estimación directa.

2. Apartado I de la liquidación.

Vamos a repasarlo casilla a casilla:

  • Casilla 01. Tienes que poner todos los ingresos que hayas acumulado desde el 1 de enero hasta el último día del trimestre que estés tributando
  • Casilla 02. Lo mismo, pero con los gastos.
  • Casilla 03. Es la diferencia que obtienes de restar ambos datos (01-02).
  • Casilla 04. Calcula el 20% del número que pusiste en la 03 y anótalo ahí. Si el importe es negativo, pon 0.
  • Casilla 05. Esto es un poco más complicado. Busca las declaraciones de los trimestres anteriores y localiza las casillas 07 y 16. Suma, por un lado, todos los  importes de la 07; por otro, todos los de la 16. Ahora resta ambos valores. Pon el resultado en la casilla 05.
  • Casilla 06. Es la suma de todas las retenciones que has aplicado en tu factura desde que empezó el año.
  • Casilla 07. Te pide la resta 04-05-06. Si la cantidad es negativa, no olvides poner el signo `-‘.

Inmediatamente después de la casilla 07 encontrarás el Apartado II de la liquidación. Debes dejarlo en blanco salvo que tu actividad sea agrícola, forestal o pesquera.

3. Apartado III de la liquidación.

Lo veremos también casilla a casilla.  

  • Casilla 12. Suma la 07 y la 11. Si el resultado es negativo, pon 0.
  • Casilla 13. Es la base imponible anual y aquí la cosa se complica. La debes calcular tomando como referencia el valor de la casilla 03. Por ejemplo, si en el segundo trimestre has puesto un valor de 5.000 euros, para el año será de 10.000. Hacienda da unos baremos por los           que las bases imponibles anuales iguales o inferiores a 8.000 euros podrán deducir hasta 400 euros; las que están entre 8.000,01 y 12.0000, tendrán que calcular la deducción según la fórmula 8.000 – base imponible x 0,1; y las que estén por encima de los 12.000 euros, no podrán desgravar nada.
  • Casilla 14. Contiene la resta de las 12 y 13.
  • Casilla 15. Si el importe de la casilla 14 es positivo, introduce aquí el valor negativo de la casilla 19 de cualquier declaración que hayas presentado ese mismo año (siempre y cuando no lo hayas deducido antes).
  • Casilla 17. Resta de las casillas 14 y 15.
  • Casilla 18. Sólo la debes rellenar si estás presentando una declaración por el mismo concepto, período y ejercicio.
  • Casilla 19. Es el resultado final de tu tributación por IRPF, que se obtiene con la diferencia de las casillas 17 y 18 del formulario 130.

 



Presenta tus impuestos a tiempo Con Sage One

Con Sage One presenta tus impuestos a 
Hacienda de forma sencilla y online.
Saber más.

Con el programa de facturación Sage One podrás generar el modelo 130 de hacienda de manera sencilla. Descubre como Sage One es el programa de facturación puede hacerte la vida un poco más fácil. Te invitamos a probarlo de manera gratuita.

Haciendo un rápido repaso, te recordamos que:

El modelo 303 es con el que el autónomo hace la declaración trimestral del IVA con la correspondiente liquidación excepto si sale resultado cero. Sólo si estás inscrito en el registro de devolución mensual del IVA, tendrás que hacer esta declaración mensualmente. El plazo de presentación del modelo 303 siempre comprende los veinte primeros días del mes siguiente a que termine cada trimestre. Si el día 20 cae en festivo, se suele ampliar el plazo al día 21 o 22. La declaración del último trimestre del año se realiza en el mes de enero de 2015, antes del día 20. Cómo ya sabes, con Sage One, generar el modelo 303 es muy sencillo y te llevará sólo unos segundos.

Calendario fiscal 2014 para los modelos 303 y 130 del autónomo - Sage One

El modelo 130 es el correspondiente al pago fraccionado del IRPF. Para los autónomos que apliquen retención del IRPF en sus facturas o que realicen ingresos en cuenta de IRPF por más del 70% de sus ingresos no es necesario hacer esta declaración. Pero para todos aquellos que no apliquen retenciones o no hagan ningún tipo de adelanto del impuesto por sus ingresos debidos al desarrollo de su actividad, es necesario presentar este modelo y realizar la liquidación correspondiente. El plazo de presentación de este modelo coincide con el del modelo 303, en los veinte primeros días del mes siguiente al fin de trimestre. Con Sage One podrás generar el modelo 130 rápidamente y con la seguridad de que todo estará correcto.

Calendario del contribuyente 2014 - Sage One

Más información en el calendario fiscal proporcionado por la Agencia Tributaria para 2014.

Sage One, el programa de facturación más sencillo y cómodo de usar, incluye la posibilidad de generar los modelos de hacienda 130 y 303. Pruébalo ahora totalmente gratis y descubre una nueva manera de facturar.