Modelo 190: qué es y cómo lo cumplimento

– Las obligaciones de declaración a Hacienda en relación a las retenciones en las nóminas y a las facturas de profesionales, no terminan con el modelo 111.
– Descubre en qué consiste el modelo 190, si tienes que presentarlo y cómo rellenarlo.

Si tu empresa ha crecido y tienes trabajadores a los que pagas una nómina, o recibes facturas de autónomos en los que figuran retenciones en concepto de IRPF, habrás tenido que presentar el modelo 111 trimestralmente entre los días 1 y 20 de los meses de abril, julio, octubre y enero.

Básicamente el modelo 190 es el resumen de los modelos 111 que has presentado a lo largo del año. Vas a actuar de recaudador para Hacienda de tus empleados y proveedores, ingresando a cuenta cantidades en concepto de IRPF que posteriormente se reflejarán en las declaraciones de la renta.

¿Tienes que presentar el modelo 190?

Cómo regla general, si has presentado el modelo 111 tendrás que presentar el 190. Tendrás la obligación de presentar los dos modelos si eres un autónomo o empresario y has pagado en alguno de los siguientes conceptos:

Rendimientos de trabajo (nóminas a empleados).
Rendimientos que sean contraprestación de actividades profesionales, agrícolas, ganaderas o forestales y actividades empresariales en estimación objetiva (módulos).
Rendimientos que procedan de la propiedad intelectual o industrial, de la prestación de asistencia técnica, del arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas, del subarrendamiento de los bienes descritos y de la cesión del derecho a la explotación del derecho de imagen.
– Los premios que se reciban por la participación en una rifa, concurso o juego.
– Ganancias patrimoniales obtenidas por los vecinos como consecuencia del aprovechamiento forestal de montes públicos.

¿Estás en alguno o en varios de los casos anteriores? Entonces tendrás que presentar tanto el modelo 111 como el modelo 190.

¿En qué plazo debo presentar el modelo 190?

El modelo 190 lo tendrás que presentar entre los días 1 a 31 de enero de cada año y se referirá al año anterior. Es decir, el modelo 190 relativo al año 2017 se debía presentar entre los días 1 a 31 de enero de 2018. Lo tendrás que presentar junto al modelo 111 del último trimestre del año anterior.

Antes de empezar a rellenar el modelo 190 sigue estos consejos

Como en cualquier negocio en el tuyo lo esencial es cumplir con Hacienda de forma rápida y correcta, para ahorrar tiempo y poder enfocarte en hacer crecer la empresa. Tomar algunas precauciones te ayudará a cumplir con todos tus objetivos. Te proponemos las siguientes:
Adelántate, no lo dejes para mañana. Es muy fácil cometer errores cuando se hacen las cosas rápido y en el último momento, por lo que recopila toda la información para cumplimentar el modelo 190 con tiempo.
Tu salvación: los avisos. Un software de contabilidad en el que puedas establecer avisos para saber cuándo vencen los plazos de presentación de impuestos puede ser la clave para cumplir a tiempo.
Mira con lupa todo. Comprobar varias veces si la información que declaras es correcta te ahorrará tener que hacer declaraciones complementarias y evitará sanciones o inspecciones de Hacienda.
– Trabaja en la nube. Tu negocio debe transformarse y adaptarse a la forma de trabajar actual, para que puedas cumplir con tus obligaciones con Hacienda sin necesidad de estar sentado en tu oficina. El uso de un software de contabilidad en la nube es la clave.

¿Cómo completo el modelo 190 paso a paso?

El modelo 190 es parecido al 111 y los pasos a seguir para cumplimentarlo son los siguientes:

Incluye tus datos como declarante: nombre, apellidos, NIF y dirección.

Devengo. Especifica las cuatro cifras del año que vas a declarar.

Liquidación. En este apartado tendrás que rellenar varias casillas que son las siguientes:
.Casilla 1. Incluye el número de percepciones relacionadas en la declaración.
.Casilla 2. Añade la suma de las percepciones que contenga la declaración.
.Casilla 3. Incluye el importe total de las retenciones e ingresos a cuenta.
.Fecha y firma. Deberá firmar el declarante o el representante del declarante para los casos de sociedades.

En el caso de que se trate de una declaración complementaria (por ejemplo, puede que presentaras el modelo 190 y hubiera un error) o sustitutiva, deberás indicarlo en la declaración e incluir solo los datos que hubieras omitido.

Y ahora ¿Cómo presento el modelo 190?

Existen varias posibilidades en función de quién lo presente:

Sociedades anónimas y limitadas:
.Hasta 10 millones de registros. Presentación electrónica por internet con firma electrónica avanzada o un sistema de identificación y autenticación mediante certificado electrónico.
. Más de 10 millones de registros. Igual que en el caso anterior y, además, mediante soporte directamente legible por ordenador (DVD-R o DVD+R).

Personas físicas:
. Hasta 10 millones de registros. Presentación electrónica por internet con sistema de firma con clave de acceso (Cl@ve PIN) o presentación electrónica por internet con firma electrónica avanzada o un sistema de identificación y autenticación mediante certificado electrónico.
. Más de 10 millones de registros. Presentación electrónica por internet con firma electrónica avanzada o un sistema de identificación y autenticación mediante certificado electrónico, presentación o mediante soporte directamente legible por ordenador (DVD-R o DVD+R).

Resto de declarantes.
. Hasta 15 registros (solo para entidades a las que se aplica la Ley de Propiedad Horizontal). Mediante envío de SMS o electrónica a través de internet con firma electrónica avanzada o sistema de identificación.
. Más de 15 y hasta 10 millones de registros. Electrónica a través de internet con firma electrónica avanzada o sistema de identificación.
. Más de 10 millones de registros. Presentación electrónica por internet con firma electrónica avanzada o un sistema de identificación y autenticación mediante certificado electrónico, presentación o mediante soporte directamente legible por ordenador (DVD-R o DVD+R).

Tener claro cómo rellenar el modelo 190 es un paso esencial para poder ahorrar tiempo y centrarte en lo importante: generar clientes e ingresos.

Modelo 180: qué es y cómo lo cumplimento

– Si tienes una oficina alquilada o subarrendada sabrás que debes presentar trimestralmente el modelo 115 para declarar las retenciones que le realizas al arrendador, pues además tendrás que presentar el modelo 180.
¿Sabes qué es el modelo 180, cómo rellenarlo y cuándo se presenta? Te damos todas las claves.

Muchos autónomos y pymes deciden alquilar una oficina o local para desarrollar su actividad y dejar de trabajar en casa para poder separar mejor trabajo y vida privada.
Una renta mensual es un gasto fijo importante y pagarlo supone un esfuerzo económico. Además de lo anterior, no podemos olvidar las obligaciones a cumplir con Hacienda en relación a los alquileres: la presentación de los modelos 115 y 180.

¿Qué es el modelo 180 y quién lo debe presentar?

El modelo 180 es el resumen anual relativo a las retenciones e ingresos a cuenta (del IRPF o del Impuesto sobre Sociedades) realizadas sobre la renta de arrendamiento o subarrendamiento de bienes urbanos. Es decir, recopila todos los datos de los modelos 115 que hayamos presentado a lo largo del año.

Estarás obligado a presentar el modelo 180 si estás en alguno de los siguientes casos:

Si eres un autónomo o sociedad y tienes la obligación de presentar el modelo 180, es decir, si eres un empresario individual o colectivo que desarrolla su actividad en un espacio arrendado (local, taller u oficina) y has ido ingresando lo que le restas a la renta cada trimestre en concepto de IRPF o IS con el modelo 115.

Si tienes que presentar una declaración complementaria o sustitutiva del modelo 180 porque has cometido algún error (por ejemplo, se te ha olvidado incluir la retención de un mes de renta) o porque quieres anular o cambiar una declaración anterior por una nueva.

¿Qué plazo hay para presentarlo?

Con el modelo 180, así como con otros modelos de Hacienda, es tan importante hacerlo bien, como hacerlo a tiempo, así que toma nota del plazo: del 1 al 20 de enero de cada año.

Es decir, deberás presentar el modelo 180 relativo a las retenciones del año 2018 entre los días 1 y 20 de enero de 2019.

Consejos a seguir antes de rellenar el modelo 180

Ya sabes si estás obligado o no a presentar el modelo 180 y el plazo en el que debes hacerlo, así que llega el momento de la preparación y para ello puedes seguir los siguientes consejos:

No dejes para mañana… Es decir, incluye cada mes las facturas de la renta de alquiler en tu software de contabilidad para que toda la información esté ordenada y disponible.

Quién avisa, no es traidor… Para que no se te pase ni un plazo programa avisos en tu software de contabilidad de forma que salte una alarma cuando se acerque el plazo de presentación del modelo 180 (del 1 al 20 de enero).

Un error no lo comete cualquiera. Si preparas la documentación con tiempo y te tomas las horas que sean necesarias para rellenar el modelo, evitarás errores. Recuerda que un error puede suponer una sanción.

Apúntate al DIY de la contabilidad. Es decir, hazla tú mismo. Solo necesitas un software en el que tener ordenadas las facturas. Ahorrarás tiempo y dinero.

Aprende a rellenar el modelo 180 paso a paso

Llega el momento crucial en el que vas a tener que rellenar el modelo 180 por ti mismo. ¡Tranquilidad! Estos son los pasos a seguir:

Declarante. En este apartado deberás incluir todos tus datos o los de la sociedad que representes: nombre, NIF y domicilio.
Ejercicio. Incluye el año al que se refiere la declaración en cuatro cifras.
Modalidad de presentación. Marca con una X la que corresponda.
Declaración complementaria o sustitutiva. Si la presentación del modelo 180 se debe a un error a una declaración anterior tendrás que marcar lo que corresponda en esta casilla.
Resumen de datos incluidos en la declaración. En este apartado tendrás que incluir el número de los perceptores de las rentas, la suma de lo que se les ha pagado a lo largo del año en concepto de renta y la suma de las retenciones practicadas. Todos los datos del modelo 180 tendrán que coincidir con la suma de los datos que figuran en los modelos 115 presentados trimestralmente.
Identificación de perceptores. En esta hoja hay que incluir los datos de cada perceptor de rentas que hayamos tenido a lo largo del año: nombre, NIF, domicilio etc.
Fecha y firma. Deberás incluir la fecha y firma. En el caso en que actúes como representante de una sociedad deberás firmar como declarante.

Como has podido ver, el modelo 180 no es complicado solo algo tedioso, pero con los consejos que te hemos dado podrás ahorrar tiempo y enfocarte en tu lo más importante para tu empresa: captar clientes, fidelizarlos y generar más beneficios.

Modelo 115: qué es y cómo lo cumplimento

– ¿Has alquilado un local u oficina para desarrollar tu negocio y practicas retenciones al propietario? ¿Sabes cómo declarar esas retenciones? Te lo contamos.
– Cumplimentar el modelo 115 y estar al día con Hacienda es fácil utilizando un software de contabilidad en la nube.

Como empresario ya sabrás que empezar un negocio siempre supone unos gastos fijos que tendrás que afrontar sí o sí. Uno de los gastos más importantes es el alquiler del local u oficina en el que desarrolles tu actividad.

Si has decidido alquilar un espacio para tu empresa, habrás firmado un contrato de alquiler y cuando te envíen la factura mensual de la renta figurará: el importe de la renta, el porcentaje de IVA aplicable, el resultado de aplicar ese porcentaje a la renta, el porcentaje de retenciones en concepto de IRPF aplicable y el resultado de aplicar ese porcentaje a la renta.

En cuanto al IVA que pagues le corresponderá al propietario ingresarlo en Hacienda y en cuanto a las retenciones en concepto de IRPF serás tú quien tenga que ingresar las cantidades que corresponda en Hacienda.

¿Cómo se declaran esas retenciones? Mediante el modelo 115. Veamos en qué consiste.

Qué es el modelo 115 y quién lo debe presentar

El modelo 115, por lo tanto, es una declaración que se realiza a Hacienda por parte de autónomos y empresarios en relación a las rentas por alquiler que se han abonado durante cada trimestre.

En general, los obligados a presentar el modelo 115 son los autónomos y pymes que hayan firmado un contrato de alquiler como inquilinos de una oficina o local (inmueble urbano) para el desarrollo de su actividad empresarial. Sin embargo, existen determinadas exenciones a tener en consideración:

– El caso de una empresa que alquila y paga una vivienda para un trabajador.
– Cuando el importe anual del alquiler no es superior a 900 euros.
– Cuando el propietario esté dado de alta en el epígrafe 861 de la sección 1ª del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y su cuota no sea cero. Es decir, se trata de casos en los que el arrendador se dedica al alquiler de viviendas, locales industriales y otros alquileres.
– En los casos de arrendamientos financiero o leasing.

En el caso en que el arrendador de tu oficina esté exento, le deberás solicitar un certificado de exención para tener la seguridad de que estás cumpliendo con tus obligaciones fiscales y de que, efectivamente, no hay que practicar retención.

¿Cuándo se presenta el modelo 115?

Tendrás que presentar el modelo 115 entre los días 1 y 20 de los meses de abril, julio, octubre y enero. Es decir, a la finalización de cada trimestre junto con las declaraciones de IVA. Además, al finalizar el cuarto trimestre, tendrás que presentar el modelo 180 que es el resumen anual de todas las declaraciones que has realizado durante el año con el modelo 115.

Precauciones antes de rellenar el modelo 115

Evitar errores y ahorrar tiempo son las claves. Rellenar el modelo 115 y presentarlo es fácil si tomas algunas precauciones como las siguientes:

Que no falte tu proactividad. Coteja que tienes todas las facturas del alquiler de cada mes y solicita las que te falten al arrendador con antelación.
Haz tus comprobaciones… nunca sobran. Comprueba que los importes de las facturas de alquiler son los correctos y que la retención en concepto de IRPF que se realiza en cada factura es la adecuada.
El tiempo es oro, también para ti. Incluye cada factura cuando la recibas en tu software de contabilidad en la nube para tener la información ordenada.
Las alertas serán tus mejores amigas. Programa alertas en tu software de contabilidad para que no se te escape ningún plazo, de forma que no tengas el riesgo de una sanción por parte de Hacienda que pueda afectar a tu negocio.
Súbete a la nube de una vez por todas. Tu trabajo será mucho más fácil si puedes hacerlo desde cualquier lugar y en cualquier momento, si utilizas la nube será una realidad. Podrás controlar tu contabilidad y saber si tienes toda la información necesaria para preparar los impuestos.

Una vez hechos tus deberes, llega el momento de responder a tu pregunta: ¿Cómo completo el modelo 115?

Aprende a rellenar el modelo 115 paso a paso

Llega el momento crucial y es importante no equivocarte, estos son los pasos a seguir para rellenar el modelo 115:

Identificación. Deberemos incluir los datos de nuestra empresa o nuestros como autónomos: nombre, NIF y dirección.
Devengo. Se identifican el trimestre y el año que se van a declarar. Cuidado porque uno de los errores más comunes es una confusión en este apartado.
Liquidación. En este apartado encontrarás varias casillas:
1: se especifica el número de empresas a las que pagamos el alquiler.
2: incluye la cantidad total que has pagado en concepto de alquiler durante el trimestre.
3: se refleja el total de las retenciones practicadas.
4: solo tendrás que rellenar esta casilla si la declaración que vas a presentar es complementaria a otra.
5: es el resultado de la declaración y coincidirá con la casilla 3.

Una vez rellenado el modelo 115 la forma de presentación dependerá del tipo de empresa:

– Las grandes empresas, administraciones públicas y sociedades anónimas y limitadas tendrán que presentar la declaración de forma electrónica.
– Las personas físicas presentarán el modelo 115 de forma electrónica o en papel impreso generado mediante la utilización del servicio de impresión de la sede electrónica de la AEAT

Como has visto ahorrar tiempo y evitar errores es sencillo. Ya no tienes excusas para presentar correctamente el modelo 115.