Tipos de IVA para autónomos y empresas y cómo calcularlos

– Te suena solamente el IVA del 21% que se aplica en muchos productos, pero, ¿conoces qué otros tipos de IVA hay? ¿O cómo se calcula?
– En este artículo te contamos qué tipos de IVA hay en nuestro país, a qué servicios afecta y cómo se calcula cada uno.

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) grava todo tipo de productos y servicios que consumes habitualmente. ¿Cómo se calcula para aplicarlo a tus facturas? ¿Qué tipos de IVA existen dependiendo de tu actividad? Vamos a verlo en este artículo.

¿Qué es el IVA?

Recuerda que el IVA es un impuesto que aplica Hacienda de forma indirecta a aquellos bienes o servicios que se usan y consumen a diario. Grava directamente:

– Las entregas de bienes y servicios que hacen empresarios o profesionales en el desarrollo de su labor.
– Las importaciones de bienes, tanto por parte de los empresarios como de particulares y profesionales.
– Las adquisiciones intracomunitarias de bienes, realizadas en su mayoría por profesionales o empresarios.

Su aplicación no se hace de forma directa sobre la renta del contribuyente, sino sobre la fabricación y la distribución de aquellos bienes consumidos por el mismo. La cantidad final de IVA variará dependiendo del bien o servicio adquirido los clientes no pagarán la misma cantidad por una entrada para ir al cine que por la compra de una bolsa de fruta en el supermercado. Los productos considerados básicos tienen un impuesto menor que otros servicios.

Seas una empresa o un trabajador autónomo, el importe del IVA cobrado a tus clientes se le devuelve a la Agencia Tributaria, ya que actúas como un “recaudador”. Por ello, estás obligado a declarar este impuesto de forma trimestral o mensual. Da igual cada cuánto tiempo lo declares a Hacienda; en ambos casos debes utilizar el Modelo 303, en el que figura el IVA soportado (el que consta en las facturas que recibes de tus proveedores) y el IVA repercutido (el que aparece en las facturas que les envías a tus clientes).

La duda más común es cómo calcular el IVA de un importe exacto. Para resolverlo, un ejemplo sencillo con el IVA general del 21%:

– Cálculo del IVA a sumar: precio del producto/servicio sin IVA x 0’21 (forma decimal del 21%)
Ejemplo: 18€ (importe sin IVA) x 0’21 = 21’78 € es el precio final con IVA

– Cálculo del precio inicial sin IVA. Por distintas razones, el precio figura directamente con el IVA aplicado, sin desglosar. ¿Cómo calcular el precio sin IVA?
Precio total que tenemos x 1’21*
Ejemplo: 21’78€ / 1’21 = 18 € es el precio sin IVA

*El 21% es un porcentaje (21/100). Sumamos 100 + 21 = 121. Por último, dividimos 121/100 y obtendremos 1’21. Con cualquiera de los tipos de IVA se sigue el mismo proceso.

Tipos de IVA en España

Desde la reforma fiscal de 2010 existen tres tipos diferentes de Impuesto sobre el Valor Añadido, cuya cifra ha sufrido modificaciones a lo largo de los años y con las diferentes reformas ejecutadas por Hacienda. Estos porcentajes no se aplican en las Islas Canarias, Ceuta ni Melilla.

1. IVA general (21%)

Se aplica en la mayor parte de los servicios: peluquería, espectáculos, venta de ropa, servicios funerarios o veterinarios, productos de higiene, gasolina, luz, agua, etc. Productos como el tabaco y el alcohol también aplican el máximo impuesto a su precio final.

2. IVA reducido (10%)

Entre los servicios que deben aplicar este porcentaje están el transporte público, los inmuebles nuevos, los eventos deportivos, los servicios de hostelería y cámping, el agua de regadío y de consumo diario, la recogida de residuos o los servicios de óptica.

3. IVA superreducido (4%)

Es el 4% del precio final que tiene el servicio o bien. La mayor parte de los productos de alimentación tienen aplicado este tipo de IVA: lácteos, frutas, verduras, hortalizas, cereales, huevos, pan, etc. El material escolar (cuadernos o libros) también aplican el 4% de IVA. Asimismo, las medicinas, la prensa, los servicios de teleasistencia o las viviendas de protección oficial se ven gravados con este IVA superreducido.

4. IGIC (Impuesto General Indirecto Canario)

Si resides en las Islas Canarias, te afectará un tipo de IVA diferente al de la península. Allí cuentan con algunos servicios exentos de este impuesto y con cuatro tipos que se aplican a diversos bienes: el tipo especial (13,5%), el tipo general (7%), el tipo reducido (3%) y el tipo cero.

Entre los productos exentos de IVA en España encontramos las operaciones médicas (no estéticas), actividades educativas o de carácter social, los sellos de Correos, los servicios de notaría y las operaciones financieras e inmobiliarias, como recoge la Ley 7/2012 del 29 de octubre.

Si eres una empresa o autónomo, SAGE Contabilidad y Facturación Autónomos calculará el IVA por ti y te permitirá enviar facturas corporativas a tus clientes. También podrás exportar el Modelo 390 de declaración de IVA anual con un solo click. ¡Despreocúpate de tu contabilidad y fiscalidad!

3 motivos para acogerte al recargo de equivalencia (y 3 razones para no hacerlo)

– ¿Sabes lo que es el recargo de equivalencia y cómo se aplica?

– Descubre en qué consiste y qué ventajas e inconvenientes tiene, te interesará tanto si tienes un pequeño comercio, como si eres proveedor de este tipo de negocios.

El recargo de equivalencia es uno de los regímenes especiales de IVA para empresarios individuales.

Como empresario debes cumplir con una serie de obligaciones con Hacienda en relación al IVA y a otros impuestos. En el caso de los comerciantes minoristas existe un régimen especial del IVA de carácter obligatorio que se denomina recargo de equivalencia. Básicamente consiste en la aplicación de un recargo adicional al porcentaje del IVA que corresponda en la factura.

Es decir, se paga un IVA más alto pero, a cambio, se reciben determinadas ventajas fiscales. Por ejemplo, a una tienda dirigida por un autónomo en la que se venden artículos de papelería y se compran los productos (libretas, bolígrafos, rotuladores etc.) a un proveedor para venderlos al cliente final en la tienda, se le aplicaría este régimen especial. Por lo tanto, es el proveedor quien debe tener en cuenta si la tienda está sometida al recargo de equivalencia para facturarle con dicho recargo.

Los tipos de recargo de equivalencia que existen actualmente son los siguientes:
– Tipo de IVA del 21% – recargo del 5,2%.
– Tipo de IVA del 10% – recargo del 1,4%.
– Tipo de IVA del 4% – recargo del 0,5%
– Tabaco: recargo del 1,75%

¿Quién debe acogerse al recargo de equivalencia?

El régimen especial del IVA del recargo de equivalencia se aplica en los siguientes casos:

– Comerciantes minoristas personas físicas.
-Comerciantes que sean entidades en régimen de atribución de rentas en el IRPF (sociedades civiles, herencias yacentes y comunidades de bienes en las que los socios sean personas físicas).

Un comerciante minorista es aquel que vende bienes que no ha fabricado ni elaborado, directamente al consumidor final.

Sin embargo, no se les aplicará el recargo de equivalencia en el caso en que comercien, entre otros, con alguno de los siguientes productos: joyas, vehículos a motor, embarcaciones, maquinaria de uso industria y objetos de arte y antigüedades.

Razones para acogerse o no al recargo de equivalencia

Para acogerse al régimen del recargo de equivalencia es importante que se consideren una serie de razones que te detallamos a continuación:

A favor:
– No hay que presentar ninguna declaración de IVA.
– No es necesario llevar los libros de IVA.
– No es necesario emitir factura a los clientes salvo que lo soliciten.

En contra:
– El IVA soportado no se puede deducir (supone mayor gasto).
– No es posible deducirse el IVA de las inversiones por parte de los autónomos acogidos a este régimen.
– Es necesario comunicar a los proveedores y acreditar que el comercio está sometido al recargo de equivalencia.

Es decir, un pequeño comerciante sale beneficiado en el sentido en que sus obligaciones administrativas se reducen considerablemente a cambio de pagar un porcentaje más alto de IVA.

¿Qué ocurre si eres proveedor de un comercio minorista acogido al recargo de equivalencia?

Puede ocurrir que seas proveedor de productos de un comercio minorista que esté sometido al régimen especial del IVA del recargo de equivalencia. En este caso deberás tener en cuenta lo siguiente:

– Debes solicitar la acreditación de que el comercio está sometido al recargo de equivalencia.

– Tendrás que incluir el recargo de equivalencia en las facturas que emitas a los comerciantes minoristas, según el porcentaje que corresponda en función del tipo de IVA.

-El IVA lo deberás declarar y el recargo de equivalencia figurará como IVA repercutido.

Por lo tanto, como proveedor el hecho de que tus clientes estén sometidos al recargo de equivalencia implica una serie de tareas administrativas adicionales a la hora de elaborar las facturas.

Con Sage Contabilidad y Facturación podrás elaborar las facturas de forma sencilla y rápida y aplicar el IVA general o el recargo de equivalencia según corresponda en función de si el comerciante está acogido o no al régimen especial. Por otra parte, con Sage Contabilidad y Facturación podrás llevar tus libros contables y calcular el IVA trimestralmente. Todo esto junto con una sencilla gestión de inventario que te hará la vida más fácil.

Modelo 190: qué es y cómo lo cumplimento

– Las obligaciones de declaración a Hacienda en relación a las retenciones en las nóminas y a las facturas de profesionales, no terminan con el modelo 111.
– Descubre en qué consiste el modelo 190, si tienes que presentarlo y cómo rellenarlo.

Si tu empresa ha crecido y tienes trabajadores a los que pagas una nómina, o recibes facturas de autónomos en los que figuran retenciones en concepto de IRPF, habrás tenido que presentar el modelo 111 trimestralmente entre los días 1 y 20 de los meses de abril, julio, octubre y enero.

Básicamente el modelo 190 es el resumen de los modelos 111 que has presentado a lo largo del año. Vas a actuar de recaudador para Hacienda de tus empleados y proveedores, ingresando a cuenta cantidades en concepto de IRPF que posteriormente se reflejarán en las declaraciones de la renta.

¿Tienes que presentar el modelo 190?

Cómo regla general, si has presentado el modelo 111 tendrás que presentar el 190. Tendrás la obligación de presentar los dos modelos si eres un autónomo o empresario y has pagado en alguno de los siguientes conceptos:

Rendimientos de trabajo (nóminas a empleados).
Rendimientos que sean contraprestación de actividades profesionales, agrícolas, ganaderas o forestales y actividades empresariales en estimación objetiva (módulos).
Rendimientos que procedan de la propiedad intelectual o industrial, de la prestación de asistencia técnica, del arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas, del subarrendamiento de los bienes descritos y de la cesión del derecho a la explotación del derecho de imagen.
– Los premios que se reciban por la participación en una rifa, concurso o juego.
– Ganancias patrimoniales obtenidas por los vecinos como consecuencia del aprovechamiento forestal de montes públicos.

¿Estás en alguno o en varios de los casos anteriores? Entonces tendrás que presentar tanto el modelo 111 como el modelo 190.

¿En qué plazo debo presentar el modelo 190?

El modelo 190 lo tendrás que presentar entre los días 1 a 31 de enero de cada año y se referirá al año anterior. Es decir, el modelo 190 relativo al año 2017 se debía presentar entre los días 1 a 31 de enero de 2018. Lo tendrás que presentar junto al modelo 111 del último trimestre del año anterior.

Antes de empezar a rellenar el modelo 190 sigue estos consejos

Como en cualquier negocio en el tuyo lo esencial es cumplir con Hacienda de forma rápida y correcta, para ahorrar tiempo y poder enfocarte en hacer crecer la empresa. Tomar algunas precauciones te ayudará a cumplir con todos tus objetivos. Te proponemos las siguientes:
Adelántate, no lo dejes para mañana. Es muy fácil cometer errores cuando se hacen las cosas rápido y en el último momento, por lo que recopila toda la información para cumplimentar el modelo 190 con tiempo.
Tu salvación: los avisos. Un software de contabilidad en el que puedas establecer avisos para saber cuándo vencen los plazos de presentación de impuestos puede ser la clave para cumplir a tiempo.
Mira con lupa todo. Comprobar varias veces si la información que declaras es correcta te ahorrará tener que hacer declaraciones complementarias y evitará sanciones o inspecciones de Hacienda.
– Trabaja en la nube. Tu negocio debe transformarse y adaptarse a la forma de trabajar actual, para que puedas cumplir con tus obligaciones con Hacienda sin necesidad de estar sentado en tu oficina. El uso de un software de contabilidad en la nube es la clave.

¿Cómo completo el modelo 190 paso a paso?

El modelo 190 es parecido al 111 y los pasos a seguir para cumplimentarlo son los siguientes:

Incluye tus datos como declarante: nombre, apellidos, NIF y dirección.

Devengo. Especifica las cuatro cifras del año que vas a declarar.

Liquidación. En este apartado tendrás que rellenar varias casillas que son las siguientes:
.Casilla 1. Incluye el número de percepciones relacionadas en la declaración.
.Casilla 2. Añade la suma de las percepciones que contenga la declaración.
.Casilla 3. Incluye el importe total de las retenciones e ingresos a cuenta.
.Fecha y firma. Deberá firmar el declarante o el representante del declarante para los casos de sociedades.

En el caso de que se trate de una declaración complementaria (por ejemplo, puede que presentaras el modelo 190 y hubiera un error) o sustitutiva, deberás indicarlo en la declaración e incluir solo los datos que hubieras omitido.

Y ahora ¿Cómo presento el modelo 190?

Existen varias posibilidades en función de quién lo presente:

Sociedades anónimas y limitadas:
.Hasta 10 millones de registros. Presentación electrónica por internet con firma electrónica avanzada o un sistema de identificación y autenticación mediante certificado electrónico.
. Más de 10 millones de registros. Igual que en el caso anterior y, además, mediante soporte directamente legible por ordenador (DVD-R o DVD+R).

Personas físicas:
. Hasta 10 millones de registros. Presentación electrónica por internet con sistema de firma con clave de acceso (Cl@ve PIN) o presentación electrónica por internet con firma electrónica avanzada o un sistema de identificación y autenticación mediante certificado electrónico.
. Más de 10 millones de registros. Presentación electrónica por internet con firma electrónica avanzada o un sistema de identificación y autenticación mediante certificado electrónico, presentación o mediante soporte directamente legible por ordenador (DVD-R o DVD+R).

Resto de declarantes.
. Hasta 15 registros (solo para entidades a las que se aplica la Ley de Propiedad Horizontal). Mediante envío de SMS o electrónica a través de internet con firma electrónica avanzada o sistema de identificación.
. Más de 15 y hasta 10 millones de registros. Electrónica a través de internet con firma electrónica avanzada o sistema de identificación.
. Más de 10 millones de registros. Presentación electrónica por internet con firma electrónica avanzada o un sistema de identificación y autenticación mediante certificado electrónico, presentación o mediante soporte directamente legible por ordenador (DVD-R o DVD+R).

Tener claro cómo rellenar el modelo 190 es un paso esencial para poder ahorrar tiempo y centrarte en lo importante: generar clientes e ingresos.

Modelo 180: qué es y cómo lo cumplimento

– Si tienes una oficina alquilada o subarrendada sabrás que debes presentar trimestralmente el modelo 115 para declarar las retenciones que le realizas al arrendador, pues además tendrás que presentar el modelo 180.
¿Sabes qué es el modelo 180, cómo rellenarlo y cuándo se presenta? Te damos todas las claves.

Muchos autónomos y pymes deciden alquilar una oficina o local para desarrollar su actividad y dejar de trabajar en casa para poder separar mejor trabajo y vida privada.
Una renta mensual es un gasto fijo importante y pagarlo supone un esfuerzo económico. Además de lo anterior, no podemos olvidar las obligaciones a cumplir con Hacienda en relación a los alquileres: la presentación de los modelos 115 y 180.

¿Qué es el modelo 180 y quién lo debe presentar?

El modelo 180 es el resumen anual relativo a las retenciones e ingresos a cuenta (del IRPF o del Impuesto sobre Sociedades) realizadas sobre la renta de arrendamiento o subarrendamiento de bienes urbanos. Es decir, recopila todos los datos de los modelos 115 que hayamos presentado a lo largo del año.

Estarás obligado a presentar el modelo 180 si estás en alguno de los siguientes casos:

Si eres un autónomo o sociedad y tienes la obligación de presentar el modelo 180, es decir, si eres un empresario individual o colectivo que desarrolla su actividad en un espacio arrendado (local, taller u oficina) y has ido ingresando lo que le restas a la renta cada trimestre en concepto de IRPF o IS con el modelo 115.

Si tienes que presentar una declaración complementaria o sustitutiva del modelo 180 porque has cometido algún error (por ejemplo, se te ha olvidado incluir la retención de un mes de renta) o porque quieres anular o cambiar una declaración anterior por una nueva.

¿Qué plazo hay para presentarlo?

Con el modelo 180, así como con otros modelos de Hacienda, es tan importante hacerlo bien, como hacerlo a tiempo, así que toma nota del plazo: del 1 al 20 de enero de cada año.

Es decir, deberás presentar el modelo 180 relativo a las retenciones del año 2018 entre los días 1 y 20 de enero de 2019.

Consejos a seguir antes de rellenar el modelo 180

Ya sabes si estás obligado o no a presentar el modelo 180 y el plazo en el que debes hacerlo, así que llega el momento de la preparación y para ello puedes seguir los siguientes consejos:

No dejes para mañana… Es decir, incluye cada mes las facturas de la renta de alquiler en tu software de contabilidad para que toda la información esté ordenada y disponible.

Quién avisa, no es traidor… Para que no se te pase ni un plazo programa avisos en tu software de contabilidad de forma que salte una alarma cuando se acerque el plazo de presentación del modelo 180 (del 1 al 20 de enero).

Un error no lo comete cualquiera. Si preparas la documentación con tiempo y te tomas las horas que sean necesarias para rellenar el modelo, evitarás errores. Recuerda que un error puede suponer una sanción.

Apúntate al DIY de la contabilidad. Es decir, hazla tú mismo. Solo necesitas un software en el que tener ordenadas las facturas. Ahorrarás tiempo y dinero.

Aprende a rellenar el modelo 180 paso a paso

Llega el momento crucial en el que vas a tener que rellenar el modelo 180 por ti mismo. ¡Tranquilidad! Estos son los pasos a seguir:

Declarante. En este apartado deberás incluir todos tus datos o los de la sociedad que representes: nombre, NIF y domicilio.
Ejercicio. Incluye el año al que se refiere la declaración en cuatro cifras.
Modalidad de presentación. Marca con una X la que corresponda.
Declaración complementaria o sustitutiva. Si la presentación del modelo 180 se debe a un error a una declaración anterior tendrás que marcar lo que corresponda en esta casilla.
Resumen de datos incluidos en la declaración. En este apartado tendrás que incluir el número de los perceptores de las rentas, la suma de lo que se les ha pagado a lo largo del año en concepto de renta y la suma de las retenciones practicadas. Todos los datos del modelo 180 tendrán que coincidir con la suma de los datos que figuran en los modelos 115 presentados trimestralmente.
Identificación de perceptores. En esta hoja hay que incluir los datos de cada perceptor de rentas que hayamos tenido a lo largo del año: nombre, NIF, domicilio etc.
Fecha y firma. Deberás incluir la fecha y firma. En el caso en que actúes como representante de una sociedad deberás firmar como declarante.

Como has podido ver, el modelo 180 no es complicado solo algo tedioso, pero con los consejos que te hemos dado podrás ahorrar tiempo y enfocarte en tu lo más importante para tu empresa: captar clientes, fidelizarlos y generar más beneficios.

Modelo 111: qué es y cómo lo cumplimento

¿Tienes un equipo de personas a tu cargo con contrato de trabajo? Si tu respuesta es sí, tienes que saber qué es el modelo 111 y cómo rellenarlo.
– Tu arma secreta para cumplir con tus obligaciones con Hacienda es la tecnología. Descubre de qué forma te puede ayudar.

El Modelo 111 se refiere a las retenciones a cuenta del IRPF que realizas en la nómina a tus trabajadores y a las retenciones que debes ingresar que corresponden a los profesionales (proveedores) que te facturan incluyendo retenciones en tus facturas: asesores, abogados y notarios, por ejemplo.

Básicamente vas a hacer de intermediario para Hacienda en el sentido de que tendrás que ingresar de cada nómina y de cada factura con retención, la parte que corresponda al IRPF, cada trimestre, mediante la presentación del modelo 111.

¿Quién tiene que presentar el modelo 111?

Lo primero que tienes que saber es si estás obligado o no a presentar el modelo 111. Para que te quede claro, si eres autónomo o empresario y has descontado importes en los siguientes casos, tendrás que declarar el modelo 111:

Rendimientos de trabajo. Se refiere a las nóminas de los trabajadores en las que realizarás una retención en concepto de IRPF en función del importe de la nómina y de las circunstancias personales de cada empleado (soltero o casado, con o sin hijos etc.). Para que el trabajador tenga constancia de que has ingresado la retención en Hacienda le tendrás que entregar un certificado de retenciones en el momento en que tenga que realizar la declaración de la renta.

Rendimientos de actividades económicas. Es decir, pagos que se realizan a profesionales en relación a actividades agrícolas, ganaderas y forestales y a actividades empresariales que tributen por módulos. En este caso también les tendrás que entregar un certificado de retenciones.

Rendimientos que provengan de la propiedad intelectual e industrial, de la prestación de asistencia técnica, del arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas, del subarrendamiento de los bienes anteriores y de la cesión del derecho a la explotación del derecho a la imagen.

Premios por la participación en juegos concursos, rifas o combinaciones aleatorias.

– Ganancias patrimoniales obtenidas como consecuencia del aprovechamiento forestal de montes públicos.

Si estás en alguno de los casos anteriores tendrás que cumplimentar y presentar el modelo 111.

¿En qué plazos debo presentar el modelo 111?

Presentar el modelo 111 fuera de plazo puede significar sanciones y recargos que afecten a la liquidez de tu negocio, así que apunta los plazos que debes cumplir:

– Primer trimestre: del 1 al 20 de abril.
– Segundo trimestre: del 1 al 20 de julio.
– Tercer trimestre: del 1 al 20 de octubre.
– Cuarto trimestre: del 1 al 31 de enero del año siguiente. En este plazo no solo tendrás que presentar la declaración trimestral, sino también el resumen anual (modelo 390).

¿Cómo cumplimento el modelo 111 paso a paso?

Antes de empezar a cumplimentar el modelo 111 no puedes olvidar dos precauciones previas:

No hay excusas: da igual que estés en la hamaca o en la oficina. Cada día o cada semana, estés donde estés, debes dedicar un momento para contabilizar todas las facturas emitidas y recibidas de forma ordenada para tener preparada la documentación y elaborar el modelo 111 con facilidad. Esta precaución, además, te ayudará a conocer cuál es el estado de tu negocio en cada momento y, de esa forma, podrás tomar decisiones.

Di sí a la nube y hazlo ya. Puede que hayas utilizado durante un tiempo hojas Excel para llevar tu facturación, pero en el momento en que comiences a contratar a empleados y tu empresa crezca, vas a necesitar una herramienta mucho más potente y eficaz como un software de contabilidad en la nube.

Una vez que tengas ordenada la contabilidad y que te hayas apuntado a la tecnología de la nube llega el momento álgido: toca empezar a rellenar el modelo 111. Para que no te compliques estos son los apartados a rellenar y los pasos a seguir:

Identificación del declarante. Simplemente tendrás que incluir tus datos: nombre, apellidos y NIF de la persona física o nombre de la sociedad o entidad.
Devengo. Especifica el trimestre y el año que vas a declarar.
Liquidación. En este apartado tendrás que incluir el importe de los rendimientos que hemos detallado anteriormente y que están sujetos a retención. Se deben incluir por separado los rendimientos dinerarios y los que se han pagado en especie. Además, en este apartado tendrás que detallar:
. El número de personas físicas o entidades a las que hayas pagado con cantidades sujetas a retención.
. La suma de las retribuciones dinerarias que hayas pagado en concepto de rendimientos de trabajo o actividades económicas.
. El importe total de las retenciones.

En la liquidación también deberás incluir los rendimientos en especie, los premios, las ganancias patrimoniales y el resto de importes que hemos visto. Con todos los importes de las retenciones sumados se rellena la casilla “Total liquidación”

Resultado. Puede ser positivo “a ingresar” o negativo. En este sentido caso también tendrás que presentar el modelo 111.

Ya sé rellenarlo y ahora ¿Cómo presento el modelo 111?

La forma de presentación dependerá del tipo de empresa que lo presente.

– Las grandes empresas, administraciones públicas y sociedades anónimas y de responsabilidad limitada deberán presentar el modelo 111 de forma electrónica a través de internet con firma electrónica o certificado electrónico.

– Las personas físicas podrán presentar el modelo 111 de forma electrónica a través de internet con el sistema Cl@ve Pin, con firma electrónica o certificado electrónico, o en papel impreso generado mediante la utilización del servicio de impresión de la sede electrónica de la AEAT.

Ahora ya tienes todas las claves para no equivocarte y cumplir con Hacienda fácilmente.

Modelo 115: qué es y cómo lo cumplimento

– ¿Has alquilado un local u oficina para desarrollar tu negocio y practicas retenciones al propietario? ¿Sabes cómo declarar esas retenciones? Te lo contamos.
– Cumplimentar el modelo 115 y estar al día con Hacienda es fácil utilizando un software de contabilidad en la nube.

Como empresario ya sabrás que empezar un negocio siempre supone unos gastos fijos que tendrás que afrontar sí o sí. Uno de los gastos más importantes es el alquiler del local u oficina en el que desarrolles tu actividad.

Si has decidido alquilar un espacio para tu empresa, habrás firmado un contrato de alquiler y cuando te envíen la factura mensual de la renta figurará: el importe de la renta, el porcentaje de IVA aplicable, el resultado de aplicar ese porcentaje a la renta, el porcentaje de retenciones en concepto de IRPF aplicable y el resultado de aplicar ese porcentaje a la renta.

En cuanto al IVA que pagues le corresponderá al propietario ingresarlo en Hacienda y en cuanto a las retenciones en concepto de IRPF serás tú quien tenga que ingresar las cantidades que corresponda en Hacienda.

¿Cómo se declaran esas retenciones? Mediante el modelo 115. Veamos en qué consiste.

Qué es el modelo 115 y quién lo debe presentar

El modelo 115, por lo tanto, es una declaración que se realiza a Hacienda por parte de autónomos y empresarios en relación a las rentas por alquiler que se han abonado durante cada trimestre.

En general, los obligados a presentar el modelo 115 son los autónomos y pymes que hayan firmado un contrato de alquiler como inquilinos de una oficina o local (inmueble urbano) para el desarrollo de su actividad empresarial. Sin embargo, existen determinadas exenciones a tener en consideración:

– El caso de una empresa que alquila y paga una vivienda para un trabajador.
– Cuando el importe anual del alquiler no es superior a 900 euros.
– Cuando el propietario esté dado de alta en el epígrafe 861 de la sección 1ª del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y su cuota no sea cero. Es decir, se trata de casos en los que el arrendador se dedica al alquiler de viviendas, locales industriales y otros alquileres.
– En los casos de arrendamientos financiero o leasing.

En el caso en que el arrendador de tu oficina esté exento, le deberás solicitar un certificado de exención para tener la seguridad de que estás cumpliendo con tus obligaciones fiscales y de que, efectivamente, no hay que practicar retención.

¿Cuándo se presenta el modelo 115?

Tendrás que presentar el modelo 115 entre los días 1 y 20 de los meses de abril, julio, octubre y enero. Es decir, a la finalización de cada trimestre junto con las declaraciones de IVA. Además, al finalizar el cuarto trimestre, tendrás que presentar el modelo 180 que es el resumen anual de todas las declaraciones que has realizado durante el año con el modelo 115.

Precauciones antes de rellenar el modelo 115

Evitar errores y ahorrar tiempo son las claves. Rellenar el modelo 115 y presentarlo es fácil si tomas algunas precauciones como las siguientes:

Que no falte tu proactividad. Coteja que tienes todas las facturas del alquiler de cada mes y solicita las que te falten al arrendador con antelación.
Haz tus comprobaciones… nunca sobran. Comprueba que los importes de las facturas de alquiler son los correctos y que la retención en concepto de IRPF que se realiza en cada factura es la adecuada.
El tiempo es oro, también para ti. Incluye cada factura cuando la recibas en tu software de contabilidad en la nube para tener la información ordenada.
Las alertas serán tus mejores amigas. Programa alertas en tu software de contabilidad para que no se te escape ningún plazo, de forma que no tengas el riesgo de una sanción por parte de Hacienda que pueda afectar a tu negocio.
Súbete a la nube de una vez por todas. Tu trabajo será mucho más fácil si puedes hacerlo desde cualquier lugar y en cualquier momento, si utilizas la nube será una realidad. Podrás controlar tu contabilidad y saber si tienes toda la información necesaria para preparar los impuestos.

Una vez hechos tus deberes, llega el momento de responder a tu pregunta: ¿Cómo completo el modelo 115?

Aprende a rellenar el modelo 115 paso a paso

Llega el momento crucial y es importante no equivocarte, estos son los pasos a seguir para rellenar el modelo 115:

Identificación. Deberemos incluir los datos de nuestra empresa o nuestros como autónomos: nombre, NIF y dirección.
Devengo. Se identifican el trimestre y el año que se van a declarar. Cuidado porque uno de los errores más comunes es una confusión en este apartado.
Liquidación. En este apartado encontrarás varias casillas:
1: se especifica el número de empresas a las que pagamos el alquiler.
2: incluye la cantidad total que has pagado en concepto de alquiler durante el trimestre.
3: se refleja el total de las retenciones practicadas.
4: solo tendrás que rellenar esta casilla si la declaración que vas a presentar es complementaria a otra.
5: es el resultado de la declaración y coincidirá con la casilla 3.

Una vez rellenado el modelo 115 la forma de presentación dependerá del tipo de empresa:

– Las grandes empresas, administraciones públicas y sociedades anónimas y limitadas tendrán que presentar la declaración de forma electrónica.
– Las personas físicas presentarán el modelo 115 de forma electrónica o en papel impreso generado mediante la utilización del servicio de impresión de la sede electrónica de la AEAT

Como has visto ahorrar tiempo y evitar errores es sencillo. Ya no tienes excusas para presentar correctamente el modelo 115.

¿Qué puede pasar si presento el IVA fuera de plazo?

– Llega el fin del trimestre y te das cuenta de que no has presentado el IVA ¿Qué puedes hacer?
– Te preocupa tener que pagar sanciones y, sobre todo, que no vuelva a ocurrir. ¡Descubre cómo puedes evitarlo!

Tendemos a centrarnos en nuestro negocio y en conseguir más clientes y, en ocasiones, dejamos para después la gestión de los impuestos. Acumulamos facturas y cuando nos queremos dar cuenta ha pasado el plazo para presentar el IVA ¿Te ha ocurrido?

Como autónomo ya tienes suficientes gastos como para tener que pagar una sanción de Hacienda, así que te damos un consejo: ¡Actúa rápido!

Tranquilo, presentar el IVA fuera de plazo tiene solución

Es importante que tomes medidas cuanto antes porque el tiempo corre en tu contra. Prepara la declaración de IVA (modelo 303) y preséntalo en Hacienda como si lo presentaras en plazo. Esta es la página de Hacienda donde puedes presentarlo.

La clave está en actuar antes de que Hacienda te requiera, para evitar que la sanción aumente. Por lo tanto, podemos distinguir dos casos:

1. Presentación del IVA fuera de plazo sin requerimiento previo de Hacienda: los recargos que te podrán imponer si presentas el IVA fuera de plazo de forma voluntaria son los siguientes:
– Retraso de menos de 3 meses en la presentación: el recargo es del 5% sobre el IVA pendiente de liquidar.
– Retraso de entre 3 y 6 meses: el recargo es del 10%.
– Retraso de entre 6 y 12 meses: el recargo es del 15%.
– Retraso de más de 12 meses: el recargo es del 20% más los intereses de demora.

2. Presentación de IVA fuera de plazo con requerimiento de previo de Hacienda. Se pueden dar tres situaciones:
Infracción leve. La base de la sanción es igual o inferior a 3.000 euros o es superior pero no hay ocultación (mala llevanza de la contabilidad, por ejemplo). La multa es del 50% sobre el importe dejado de ingresar.
Infracción grave. La base de la sanción es mayor de 3.000 euros y hay ocultación. La multa es de entre el 50% y el 100% del importe que no se ha ingresado.
Infracción muy grave. La base de la sanción es mayor de 3.000 euros y se han utilizado medios fraudulentos. La sanción será de entre el 100% y el 150% del importe que no se ha ingresado.

Como ves, conviene ser muy ágil y presentar la declaración cuanto antes. No olvides los plazos de presentación del IVA:
– Primer trimestre: del 1 al 20 de abril.
– Segundo trimestre: del 1 al 20 de julio.
– Tercer trimestre: del 1 al 20 de octubre.
– Cuarto trimestre: del 1 al 30 de enero del año siguiente. En este plazo no solo tendrás que presentar la declaración trimestral, sino también el resumen anual (modelo 390).

Y, lo más importante, toma todas las medidas para no volver a retrasarte.

¿Cómo evito que vuelva a ocurrir?

Aprender de todos los errores es un mantra para cualquier autónomo y del error de presentar el IVA fuera de plazo debes aprender varias lecciones:
– Tómate el tiempo que sea necesario cada semana o cada mes para tener al día tu contabilidad.
– Utiliza un software de contabilidad en la nube que te ayude a confeccionar el IVA y que te avise de los plazos de presentación.
– Organiza la contabilidad y la facturación de forma estratégica para tener liquidez a la hora de pagar impuestos.

Para presentar el IVA en plazo debes aliarte con socios estratégicos y poner la tecnología de tu parte. Para ello, te proponemos que utilices durante 30 días de forma gratuita Contabilidad y Facturación.

Modelo 349 de autónomos: qué es y cómo lo relleno

– ¿Haces compraventas como profesional con otros países de la Unión Europea? ¿Sabes que tienes que informar a Hacienda?

– El modelo 349 es la declaración que tendrás que presentar. Te contam

Estar al día con Hacienda y pagar todos los impuestos requiere un poco de tiempo y de organización. El objetivo es que cumplas con todas tus obligaciones fiscales de forma eficaz y, a la vez, puedas enfocarte en tu negocio y crecer.

Puede que tu empresa compre o venda bienes en otro país de la Unión Europea. Por ejemplo, es posible que desarrolles un software en España y lo vendas en Italia y Francia. En estos casos tendrás que presentar el modelo 349.

¿Qué es el modelo 349?

Es una declaración de tipo informativo (es decir, que no hay obligación de pago), que tendrán que presentar aquellos autónomos o empresas que realicen compras y ventas de bienes con empresas de otros países que pertenezcan a la Unión Europea.

El modelo 349 se denomina, por lo tanto, “Declaración de operaciones intracomunitarias”. No olvides, además, que si realizas operaciones intracomunitarias tendrás que estar dado de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI), que se realiza mediante los modelos 036 o 037.

¿Estoy obligado a presentar el modelo 349?

Quédate con esta frase: si pagas el IVA y has hecho una operación de compraventa con un país de la Unión Europea tendrás que presentar el modelo 349.

Para que la operación que realices se tenga que declarar la operación tendrán que reunirse los siguientes requisitos:

– Se tiene que realizar entre dos países de la Unión Europea con gravámenes diferentes.
– Tanto quien vende como quien compra deben ser autónomos o sociedades.
– Comprador y vendedor deben estar inscritos en el Registro de Operadores Intracomunitarios.

Un apunte más: una compraventa de un producto hecha con las Islas Canarias, Ceuta y Melilla no se considera operación intracomunitaria aunque tenga tributos distintos.

¿Cuándo lo tengo que presentar?

El plazo de presentación del modelo 349 es mensual y se deberá presentar durante los 20 primeros días del mes siguiente a la operación. Sin embargo, existen excepciones, y la presentación podrá ser:

Bimestral. Cuando termine el segundo mes de un trimestre y las operaciones intracomunitarias tengan un importe superior a los 100.000 euros.

Trimestral. Si las operaciones no superan los 50.000 euros.

Anual. En el caso en que los ingresos no superen los 35.000 euros y las entregas de bienes no superen los 15.000 euros.

Antes de empezar a rellenar sigue estos consejos

Cumplimentar el modelo 349 es fácil si empiezas siguiente estos consejos:

Aprende a ser un fanático del orden. Si ordenas toda la documentación con tiempo e incluyes todas tus facturas en un software de contabilidad en la nube ahorrarás tiempo.

Mantente alerta siempre. Por un lado, tendrás que controlar el importe de las operaciones intracomunitarias que realices para saber conocer el plazo de presentación que tendrás que cumplir. Además, por otro lado, puedes programar avisos en tu software de contabilidad para poder preparar la declaración con tiempo.

Disfruta de trabajar en las nubes. No hace falta que estés en tu oficina para preparar la información de la declaración del modelo 349, puedes hacerlo desde cualquier sitio con un software que utilice la tecnología de la nube.

Cumplimentar el modelo 349 paso a paso

Ya tienes todo preparado y llega el momento de cumplimentar el modelo 349, estos son los pasos a seguir:

Datos del declarante. Como en todos los modelos tendrás que empezar rellenando tus datos: nombre completo o de la sociedad, NIF, domicilio.

Ejercicio, periodo y tipo de presentación. Detalla el año, el periodo (meses que declaras) y el tipo de presentación (mensual, bimensual, trimestral o anual).

Resumen de operaciones. Detalla las operaciones que vas a declarar. De cada operación, deberás incluir: el código del país, el NIF de la empresa intracomunitaria o autónomo, el nombre de la empresa o del autónomo, la base imponible del IVA de la operación y la clave de la operación (aparecen en el modelo).

El modelo 349 está relacionado con el modelo 303 y deben coincidir para evitar que Hacienda nos haga una inspección o pueda imponernos un recargo por un error que se puede evitar.

Modelo 390 de autónomos: qué es y cómo lo relleno

– Si escuchas hablar de pagar el IVA y empiezas a temblar, vamos a hacer que eso acabe.
– Te contamos todas las claves para que sepas qué es el resumen anual del IVA (modelo 390) y cómo rellenarlo.

Ser autónomo suponer ser tu propio jefe y también cumplir una serie de obligaciones con Hacienda como el pago del IVA. Además de las declaraciones trimestrales que tendrás que hacer con el modelo 303, vas a tener que presentar anualmente el modelo 390.

¿Qué es el modelo 390?

El modelo 390 es el resumen anual del IVA y tiene carácter informativo, es decir, no hay que pagar. Se trata de una declaración por la que se informa a Hacienda de todas las operaciones realizadas durante el año en relación al IVA, por lo tanto, es como una versión más completa del modelo 303.

¿Tengo que presentar el modelo 390?

Los obligados a presentar el modelo 390 son los empresarios y profesionales que realicen una actividad que se encuentre sujeta a IVA. Sin embargo, no tendrás que presentar este modelo si estás en alguno de los siguientes casos:

-Autónomo que tribute por estimación objetiva (módulos).
– Empresarios o profesionales que se dediquen al arrendamiento de bienes inmuebles urbanos.
– Grandes empresas (aquellas que tengan una facturación superior a 6.010.121,04 euros).
– Grupos de IVA.
– Inscritos en el REDEME (Régimen de devolución mensual de IVA).
– Sujetos pasivos que hayan optado por el Suministro Inmediato de Información (SII) y lleven los libros registro del IVA a través de la Sede Electrónica de la AEAT.

¿En qué plazo debo presentar el modelo 390?

El modelo 390 se debe presentar entre los días 1 y 31 de enero de cada año. En el caso en que estos días sean festivos se trasladará la presentación al siguiente día hábil.

Antes de empezar a rellenar el modelo 390 sigue estos consejos

Sabemos que ponerse a rellenar el modelo 390 puede dar pereza, pero si sigues estos consejos será mucho más fácil:

Cada oveja con su pareja y cada factura en su sitio. No dejes pasar el tiempo para preparar la documentación, porque te puedes encontrar el 31 de enero con una montaña de papeles sin saber por dónde empezar y con el riesgo de cometer errores. Dedica un momento cada día a ordenar la documentación y a incluir los datos de las facturas en tu software de contabilidad en la nube.

Más vale prevenir… Mira con lupa tanto las declaraciones del modelo 303 como la declaración del modelo 390 para que coincidan y evitar errores antes de presentarlas.

La falta de memoria ya no es excusa. Programa avisos con tu software de contabilidad para que te salte una alarma con unos días de antelación respecto al inicio del plazo de presentación (1 de enero).

Unos clics et voilá, ¡Modelo 390 cumplimentado! Con Sage Contabilidad y Facturación podrás cumplimentar con unos pocos clics de forma automática el modelo 390.

¿Cómo completo el modelo 390 paso a paso?

Para completar paso a paso el modelo 390 y no equivocarte sigue los siguientes pasos:

Identificación del sujeto pasivo. Incluye tus datos o los de la sociedad que representas: nombre completo o razón social, NIF, domicilio.

Devengo. Se debe citar el año al que corresponde la declaración.

Declaración sustitutiva o complementaria. En el caso en que hayas cometido un error en una declaración del modelo 390 anterior deberás marcar la casilla que corresponda para sustituir la declaración o complementarlo con nuevos datos.

Datos estadísticos. En este punto se incluye una descripción de las actividades realizadas según el epígrafe del IAE al que corresponda, ordenándolas de mayor a menor importancia.

Datos del representante. Si actúas como representante de una sociedad, por ejemplo, deberás incluir tus datos.

IVA devengado. Detalla el IVA devengado (el que corresponde a tus ingresos) con el detalle del tipo de IVA aplicable.

IVA deducible. Es decir, el que corresponde a los gastos afectos a tu actividad.

Resultado de la liquidación anual. Este apartado lo tendrán que rellenar quienes tributen solo a través de la Administración del Estado. Deberá coincidir con el resultado de las declaraciones trimestrales.

Tributación por razón de Administración. Si tributas por la Administración del Estado y por la Administración Foral de Navarra o País Vasco, tendrás que cumplimentar este apartado.

Resultado de las liquidaciones. Aparecerán dos apartados, el dedicado a las entidades que tributen por REGE (Régimen Especial del Grupo de Entidades), y el dedicado al resto.

Volumen de operaciones. Se incluyen el total de los ingresos generados por la actividad económica durante el año anterior.

Operaciones específicas. Si has realizado operaciones especiales (por ejemplo, adquisición de bienes y servicios de los que no es posible deducirse el IVA) tendrás que especificarlo en este apartado.

Prorrata. Este apartado solo lo tendrás que rellenar si aplicas la regla de la prorrata con derecho a deducción y sin derecho a deducción. Tendrás que detallar la actividad económica (con el código CNAE), el importe total de las operaciones, el importe total de las operaciones con derecho a deducción, el tipo de prorrata y el porcentaje de prorrata.

Actividades con regímenes de deducción diferenciados. Rellena este aparatado si has realizado operaciones con régimen de deducción diferenciado. Tendrás que desglosar el IVA deducible en las diversas operaciones.

¿Lo tienes más claro? Ya tienes todas las herramientas para hacer tu declaración del modelo 390 sin errores.